lunes, 15 de junio de 2015

EL PARQUE GUADAIRA SIGUE CON CARENCIAS

 

La luz depende de obras ya iniciadas que duran ocho meses, y el mobiliario es escaso: 12 bancos y 7 papeleras para 60 hectáreas
Ana S. Ameneiro | Actualizado 15.06.2015 - 08:47
        
                              
Unos 300 vecinos del entorno del nuevo Parque del Guadaíra participaron el pasado viernes en la segunda fiesta reivindicativa por un parque accesible, equipado y sostenible coincidiendo con el primer aniversario de la apertura parcial de esta zona verde que une el Polígono Sur con Los Bermejales.

Celebraron que un año después "es un espacio muy frecuentado y bien usado, lo que denota un alto grado de identificación de los usuarios con el parque, pero sigue teniendo numerosas carencias al estar mal dotado", lamenta Antonio Fajardo, presidente de la asociación Parque Vivo del Guadaíra, quien elogia el mantenimiento que tiene este pulmón verde.

El mobiliario es insuficiente para sus 60 hectáreas, ya que sólo tiene siete papeleras y 12 bancos, faltan fuentes, y la luz no llegará hasta dentro de varios meses y no a todo el parque. La primera fase de las obras de iluminación se adjudicó el 29 de abril con una duración de ocho meses, por lo que los vecinos temen estar todo el invierno sin luz.

A ello se añaden los problemas de acceso al parque desde el Polígono Sur que siguen sin resolverse y los huertos sociales sin poder ocuparse. La asociación Verdes del Sur ha mostrado interés en su gestión.

Otro punto que preocupa a los vecinos es el viario con tráfico rodado en medio del parque con salida a la avenida de la Raza cuyo uso consideran que no está justificado, y apuestan por que sirva únicamente como acceso al colegio Corpus Christi. Se trata de la prolongación de la avenida de Holanda que, según los vecinos, supone un riesgo para los usuarios del parque porque tiene más tráfico de la cuenta.

En tercer lugar, agregan que no se ha procedido a conectar el carril ciclista del parque con la red de vias ciclistas de la ciudad y de su área metropolitana.

Cuarto, que el plan urbanístico de la ciudad (PGOU) sigue recogiendo la construcción de un viario sobre el actual Parque. Y quinto, que no existe tranparencia y participación ciudadana en lo referente a la información y gestión de esta zona verde. Este último punto esperan que cambie con el nuevo Ayuntamiento del socialista Juan Espadas.

La fiesta reivindicativa contó con el apoyo de tres asociaciones de madres y padres (AMPA), la asociación vecinal Bermejales Activa, Los Verdes del Sur, Ecologistas en Acción y el grupo Todos los Nombres de la CGT. El hasta ahora delegado del distrito Sur, Rafael Belmonte, no asistió pero gestionó un escenario para el evento.

Las AMPA reivindicaron un acceso seguro al parque. La asociación Bermejales Activa expuso el asunto que preocupa a los vecinos y que ha sido recurrido por esta entidad: pocos días antes del inicio de la campaña electoral Zoido firmó un convenio de cesión a la fundación Real Betis el solar de 40.000 metros cuadrados junto al parque que ocupaban antiguamente las caracolas e instalaciones deportivas de la residencia universitaria. La firma se hizo con la presencia de representantes de varias asociaciones vecinales y de AMPA que supuestamente avalaban el proyecto, pero aseguran que asistieron porque fueron invitadas sin más detalles.

Bermejales Activa ha presentado un recurso de alzada ante el Ayuntamiento de Sevilla contra el acuerdo del Instituto Municipal de Deportes que prepara el contrato de concesión para la construcción y explotación de un Centro de Prácticas de Golf. El vecindario ve innecesario un campo de entrenamiento de golf y pistas de pádel y prefiere un Pabellón Multiusos Municipal con piscina cubierta, canchas y pista de patinaje y skate.