martes, 9 de junio de 2015

IMAGEN DESOLADORA DEL PARQUE AMATE

El parque Amate presenta, a pocos días de que comience la temporada estival, una imagen desoladora. Poco o nada queda ya del verde de sus praderas, que son hoy un terreno seco pasto de las malas hierbas. Con las altas temperaturas registradas en mayo, los peores presagios se han cumplido antes de tiempo. El pasado 30 de diciembre, ABC se hacía eco de la oleada de robos de bocas de riego que estaba sufriendo el parque -cien de las casi 150 que entonces había-.

Por esas fechas, los trabajadores de Amate advertían de que si esos hurtos «se produjesen en verano, sería alarmante porque no se podría regar en todo el parque, lo que conllevaría que las praderas se secasen en pocos días». Ante los sucesivos robos, la Delegación de Parques y Jardines decidió no reponer ni una boca más -todo esto teniendo en cuenta que en ese momento era invierno y con la humedad propia de la época el parque no necesitaba ser regado-, prometiendo a los trabajadores que a finales de enero de 2015 comenzarían las obras para modificar el sistema de riego actual -de tipo manual, con mangueras y cañones de agua- por uno automático por aspersores, un proyecto que fue anunciado por el delegado Maximiliano Vílchez en junio de 2014.

http://sevilla.abc.es/sevilla/20150609/sevi-parque-amate-camion-cisterna-201506081708.html